Tercera convocatoria para las ayudas extraordinarias directas de soporte a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia del COVID-19.

El día 11 de noviembre se publicó en el DOGC la tercera convocatoria para las ayudas extraordinarias directas de soporte a la solvencia empresarial en respuesta a la pandemia del COVID-19. Dichas ayudas son una ampliación de las dos primeras publicadas en los meses de junio y julio de este año. Estas dos primeras convocatorias, muy esperadas en todos los sectores afectados, finalmente tuvieron una aplicación muy limitada, en la medida en la que uno de los requisitos era que hubiera deudas vencidas y pendientes de pago. Esta condición acababa premiando a aquellas empresas que estaban incumpliendo sus obligaciones de pago, y dejaba fuera a aquellas que habían hecho esfuerzos por no dejar colgados a sus proveedores, a través muchas veces de hipotecar el patrimonio personal de sus socios.

 

Sin embargo, este mismo jueves, y de manera un tanto oscura, aparece una tercera convocatoria que a priori pareciera similar a las anteriores, pero que abre de manera exponencial las posibilidades de acceder a ella. Recordemos además que la ayuda puede llegar hasta 200.000€, y que son ayudas directas. Entre otras cuestiones, cumplidos una serie de requisitos previos, permite cubrir pagos de deudas no vencidas, y lo más importante, interpretamos que ofrece la posibilidad de abonar una cantidad equivalente a la suma de todos los costes fijos en los que la empresa haya incurrido en el periodo que va desde el 01 de marzo de 2020 al 30 de septiembre de 2021. Específicamente, la norma permite incorporar alquileres o sueldos y salarios de este periodo, si ya se pagaron en su día. Interpretamos también que los créditos concedidos entre marzo de 2020 y el 13 de marzo de 2021, también podrían llegar a entrar

 

Notará el lector que en estos pequeños apuntes utilizamos expresiones como “interpretamos”, y esto es debido a la pésima redacción en el DOGC de la Norma y de sus “preguntas frecuentes”. Cabe decir también que los propios mecanismos de atención ciudadana de la Generalitat tampoco conocen lo que quiso decir el Legislador en su redacción, y que el canal oficial de resolución de dudas tarda, con suerte, 3 ó 4 días en contestar, no siempre de la manera más clara, para un procedimiento de apertura de ayudas cuyo periodo durará apenas 5 días hábiles, y que puede ser vital para la supervivencia de muchas empresas

 

Con todo ello, desde DTR ayudamos a nuestros clientes con estas ayudas en la medida que van apareciendo, acompañándoles en la validación del cumplimiento de los requisitos, de la justificación, y del cálculo.

 

En cualquier caso, adjuntamos desde este blog dos enlaces, el primero al DOGC donde se regula la ayuda, y uno segundo de acceso al trámite

 

https://dogc.gencat.cat/ca/document-del-dogc/?documentId=914097

 

http://canalempresa.gencat.cat/ca/01_que_voleu_fer/mesuresempresesiautonoms/mesures-economiques-i-socials-per-a-empreses-i-autonoms/ajuts-i-prestacions-per-empreses-i-autonoms/ajudes-rdl-5-2021/ajutssolvencia-3a/