Deflactar el IRPF: en qué consiste y cómo se hace

La posibilidad de deflactar el IRPF está en el centro del debate fiscal. Madrid ya adelantó que deflactará el impuesto sobre la renta y otras como País Vasco han indicado que harán lo mismo.

Que precisamente hayan surgido ahora iniciativas para deflactar el IRPF tiene mucho que ver con el aumento de la inflación de los últimos meses. Y es que la subida del IPC, especialmente  en partidas tan básicas como alimentación y energía han disparado el coste de la vida.

En otras palabras, que como ahora todo es más caro, las familias han perdido poder adquisitivo.

Inflación, IRPF y pérdida de poder adquisitivo

Para entender bien qué es deflactar el IRPF y qué implica, antes hay que entender cómo funciona la renta y cómo le afecta la inflación.

En pocas palabras, el IRPF es un impuesto progresivo en el que quienes más ganan también pagan más. Lo que hace que sea progresivo son los tramos de la renta, que marcan diferentes escalas según la base imponible.

Base imponible Tipo a aplicar
Desde Hasta
0 € 12.450 € 19%
12.450 € 20.200 € 24%
20.200 € 35.200 € 30%
35.200 € 60.000 € 37%
60.000 € 300.000 € 45%
Más de 300.000 € 47%

 

Gracias a ellos, una persona que cobre 40.000 euros pagaría por los últimos 4.800 euros un 37%. Es decir, la factura por este último tramo sería de 1.776 euros.

El problema de estos tramos es que no se adaptan al IRPF y, de hecho, merman la capacidad de ahorro de los ciudadanos por el aumento de la inflación. De forma muy resumida, si te suben el salario en la misma medida que el IPC es porque el coste de la vida, es decir, tus gastos también lo hacen.

Al aumentar tu salario, pagarás más impuestos a efectos reales porque tus ingresos serán mayores. A modo de ejemplo, en lo que va de año el IPC ha subido un 6,2%. De mantenerse ese nivel, tu salario en 2023 sería de 42.480 euros en caso de estar indexado a la inflación.

Al hacer la renta, como cobras más, también pagarás más. En concreto, tus últimos 7.280 euros estarían gravados al 37%, lo que supondría pagar 2.693,6 euros por los 1.776 del año anterior. A efectos prácticos, habrías perdido casi 1.000 euros más de poder adquisitivo vía IRPF.

El siguiente vídeo del planificador financiero Jordi Torrens lo explica a la perfección con varios ejemplos:

Qué significa deflactar el IRPF

Deflactar el IRPF es la solución que se propone para evitar este fenómeno y que cada vez pagues más impuestos. ¿En qué cosiste exactamente?

La deflactación del IRPF no es más que adaptar el impuesto sobre la renta a la inflación para que no se produzca el fenómeno que acabas de ver, que no sería más que una subida encubierta o silenciosa de los impuestos que se pagan.

Cómo funciona la deflactación del IRPF

Ahora que ya sabes en qué consiste deflactar el IRPF llega el momento de ver cómo se hace. Para poner en marcha esta medida lo que se hace es adaptar los márgenes de los tipos de la renta a la inflación que se ha registrado.

Por ejemplo, con una inflación del 6,2% los tipos del impuesto supondría bajar en la misma medida para compensar el efecto del aumento de precios y que los contribuyentes puedan mantener su poder adquisitivo.

¿Cuál sería el ahorro para el ciudadano?

Como siempre, una cosa es la teoría y otras la realidad. ¿Qué impacto real tendría deflactar el IRPF? El Consejo General de Economistas de España (CGE) es partidario de hacerlo para todos los tramos de la renta.

Según sus cálculos, deflactar el IRPF un 1,5% supondría un ahorro entre 9 y 136 euros, mientras que si se hace un 6,5% el ahorro sería de entre 109 y 263 euros.

 

Fuente: www.bolsamania.com